29 jul. 2010

La relevancia de conocer la posición fetal

La posición fetal describe, como su nombre lo indica, el posicionamiento del cuerpo del feto prenatal durante el desarrollo del embarazo. Lo más frecuente es que el dorso o espalda esté curveada, la cabeza inclinada hacia adelante y las extremidades dobladas y dirigidas hacia el torso. Ésta es la posición usada en la profesión médica para minimizar lesiones del cuello y del pecho. En esta imagen se representa la posición más comun y mas sencilla para el parto (feto con la cabeza hacia abajo).
El trabajo de parto se describe en términos de posición, situación, actitud y presentación del feto. Posición fetal: Es la relación entre la parte que se presenta, ya sea la cabeza, el hombro, los glúteos o los pies y dos partes de la pelvis materna denominadas espinas ciáticas o isquiáticas. Estas espinas normalmente son la parte más estrecha de la pelvis y son un punto de medición natural del progreso del parto. Si la parte que se presenta está por encima de las espinas ciáticas o isquiáticas, la posición se informa como un número negativo de 0 a -3, donde cada número es un centímetro. Si la parte que se presenta está por debajo de las espinas ciáticas, la posición se informa como un número positivo de 0 a 3, donde cada número es un centímetro. Se dice que el bebé está "encajado" en la pelvis cuando alcanza la posición 0. Situación fetal: Es la relación entre el eje de la cabeza al cóccix del feto y el eje de la cabeza al cóccix de la madre. Si los dos están paralelos, entonces se dice que el feto está en situación longitudinal y si los dos están en ángulos de 90 grados uno del otro, se dice que el feto está en situación transversal. Casi todos los fetos (99.5%) están en posición longitudinal. Actitud fetal:

La actitud fetal describe las relaciones entre sí de las diferentes partes del cuerpo del feto.


La actitud fetal normal se conoce como posición fetal donde la cabeza está inclinada sobre el pecho y los brazos y las piernas están doblados y recogidos hacia el centro del pecho. Las actitudes fetales anormales son: la cabeza extendida hacia atrás u otras partes del cuerpo extendidas o colocadas detrás de la espalda. Estas actitudes anormales fetales pueden aumentar el diámetro de la parte que se presenta en el momento que pasa a través de la pelvis, lo que incrementa la dificultad del nacimiento. PRESENTACIÓN FETAL: Presentación cefálica (primero la cabeza): La presentación cefálica se considera normal y ocurre en cerca del 97% de los partos. Hay diferentes tipos de presentación cefálica que dependen de la actitud fetal. Si la cabeza del feto se extiende hacia atrás, la barbilla, la cara o la frente saldrán primero, dependiendo del grado de extensión, lo que no se considera conveniente puesto que esta parte de la cabeza fetal no es la más pequeña, aumentando así la dificultad del parto. Es preferible que la cabeza del feto esté volcada hacia el pecho para que haya un parto de "vértice", en el que sale primero la coronilla del feto. Un parto por cesárea se puede efectuar para cualquier posición fetal diferente a la cefálica. Presentación de nalgas: La presentación o parto de nalgas se considera anormal y ocurre en cerca del 3% de los partos.


Un nacimiento total de nalgas ocurre cuando las nalgas salen en primer lugar y tanto las caderas como las rodillas están flexionadas. Un nacimiento de nalgas natural ocurre cuando las caderas están flexionadas de tal manera que las piernas están completamente estiradas hacia el pecho. Otras posiciones de nalgas ocurren cuando ya sea los pies o las rodillas salen primero. Presentación de hombros: El hombro, brazo o tronco pueden salir primero si el feto está en situación transversal y es un tipo de parto que ocurre en menos del 1% de las veces. Este tipo de presentación es más común en partos prematuros o múltiples.

No hay comentarios:

Publicar un comentario